Enfermedad mental

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) la SALUD es “un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.»

 

La SALUD MENTAL se define así como un estado de bienestar en el cual el individuo es consciente de sus propias capacidades, puede afrontar las tensiones normales de la vida, puede trabajar de forma productiva y fructífera y es capaz de hacer una contribución a su comunidad.

 

La ENFERMEDAD o EL TRASTORNO MENTAL es una alteración de tipo emocional, cognitivo y/o comportamiento, en que quedan afectados procesos psicológicos básicos como son la emoción, la motivación, la cognición, la conciencia, la conducta, la percepción, la sensación, el aprendizaje, el lenguaje, etc. Lo que dificulta a la persona su adaptación al entorno cultural y social en que vive y crea alguna forma de malestar subjetivo. (Ref. La “Guía de estilo” de FEAFES, la Confederación Española de Agrupaciones de Familiares y personas con enfermedad mental).

 

No es fácil establecer una causa-efecto en la aparición de la enfermedad mental sino que son múltiples y en ella confluyen factores biológicos (alteraciones bioquímicas, metabólicas, etc.), factores psicológicos (vivencias del sujeto, aprendizaje, etc.) y factores sociales (cultura, ámbito social y familiar, etc.) que pueden influir en su aparición.

 

Diagnósticos

 

Según los criterios de clasificaciones internacionales como la DSM-IV de la American Psychiatric Association o la CIE-10 de la Organización Mundial de la Salud (OMS), los grupos de diagnósticos que dan lugar a la aparición de una situación valorada como Enfermedad Mental Grave son:

Esquizofrenia y grupo de trastornos psicóticos: Se caracteriza por los trastornos del pensamiento, alucinaciones y síntomas negativos; suele conllevar gran afectación de las funciones de relación social. Se produce un grave deterioro de la evaluación de la realidad que interfiere en gran medida con la capacidad para responder a las demandas cotidianas de la vida. Estas distorsiones provienen de la percepción del pensamiento y de las emociones. Cuaderno Técnico sobre Esquizofrenia
Trastorno Bipolar y grupo de los trastornos afectivos mayores: Se caracteriza por las fases de alteración severas del estado de ánimo y el nivel de la actividad de la persona que lo padece (episodios maníaco-depresivos). Cuaderno Técnico sobre Trastorno Bipolar
Trastornos de la Personalidad: Es una alteración de la personalidad, de la forma de vivir, de la forma de ser y de relacionarse con el entorno. La patología viene dada por agrupaciones de rasgos peculiares (no síntomas clínicos) que hacen sufrir a la persona o le generan importante conflictos en la relación interpersonal y/o social. Cuaderno Técnico sobre Trastornos de la Personalidad
Trastorno Obsesivo Compulsivo: El Trastorno Obsesivo Compulsivo (en adelante TOC) es un trastorno mental crónico, que los manuales diagnósticos lo ubican dentro de la categoría de los “Trastornos Obsesivos Compulsivos y trastornos relacionados” (DSMV), y dentro del grupo de “trastornos neuróticos secundarios a situaciones estresantes y somatomorfos” (CIE-10).Cuándo una persona padece un TOC tiene ciertos pensamientos repetitivos de manera involuntaria y presenta rutinas o rituales de manera continuada. Cuaderno Técnico sobre Trastorno Obsesivo Compulsivo
FES-sabias que

 

  • Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), en el mundo alrededor de 1 de cada 4 personas sufre un trastorno mental a lo largo de su vida.
  • Se estima en un 2% la población vizcaína que padece actualmente un trastorno mental.  Esto significa que hay en torno a 23.000 personas afectadas en nuestro territorio.
  • La OMS calcula que aproximadamente el 20% de los/as niños/as y adolescentes del mundo  tienen trastornos mentales graves. Los trastornos neuropsiquiátricos figuran entre las  principales causas de discapacidad entre los jóvenes. (OMS)
  • En 2020 la depresión será la segunda causa mayor de incapacidad en el mundo después de  las enfermedades cardíacas.
  • La depresión es un trastorno mental frecuente que afecta a más de 350 millones de  personas en el mundo, afectando más a la mujer que al hombre.
  • La depresión representa un 4.3% de la carga mundial de morbilidad y se encuentra entre  las principales de causas de discapacidad, sobre todo entre las mujeres.
  • En nuestra sociedad existen un conjunto de barreras laborales y sociales creadas por el  estigma de la enfermedad mental.
  • Las personas con enfermedad mental crónica tienen numerosas experiencias de rechazo,  especialmente en el ámbito laboral, los amigos y la familia extensa: el 44% informa haber  tenido experiencias de discriminación en el área laboral, el 43% en las relaciones con los  amigos y el 32% con los vecinos.
  • El empleo es uno de los principales ámbitos de estigmatización: se estima que entre un 5 y  un 15% de las personas con enfermedad mental tiene un trabajo, y sólo el 5% lo tiene de forma regular. El 44% afirma haber sufrido algún tipo de discriminación laboral.
  • Porque cualquiera puede desarrollar una enfermedad mental. La ciencia nos dice que  personas con cierta predisposición genética tienen más probabilidad de sufrir una  enfermedad mental, pero los factores ambientes también pueden determinar la aparición  de una enfermedad mental, por ello todos estamos expuestos
  • La identificación y el tratamiento precoz son de suma importancia.
  • Las enfermedades mentales pueden afectar a cualquier persona, sin importar su edad, su raza, su religión o su clase social.
  • Estudios recientes mantienen que un 83% de personas con enfermedad mental alega que  la discriminación social y el estigma es uno de los principales obstáculos para su recuperación.
  • Las enfermedades mentales no suelen ser comprendidas por la sociedad. Un 83% de la  población general afirma desconocer qué es la esquizofrenia.
  • El estigma que sufren las personas con enfermedad mental y la discriminación, provoca  que algunas de estas personas se muestren reticentes a recibir tratamiento médico  especializado.

 

Rompe barreras
Una persona con enfermedad mental no puede alcanzar las metas profesionales que se plantee.
FALSO Muchas personas brillantes y que han alcanzado grandes éxitos profesionales han tenido y tienen una enfermedad mental. Han aprendido a vivir con ella y a desenvolverse y no por ello han dejado de alcanzar sus objetivos. Ejemplo de ello son: Albert Einstein (físico), John Nash (matemático, ganador del premio Nobel).
Las personas con enfermedad mental son agresivas o peligrosas.
FALSO La idea de que la enfermedad mental esta íntimamente relacionada con la violencia no tiene base científica. La realidad nos dice que las personas con enfermedad mental  son más propensas a dañarse a sí mismas y no a otros y son más susceptibles de ser objeto de actos agresivos que de cometerlos.
La medicación es necesaria.
VERDADERO Para mantener controlados algunos de los síntomas de la enfermedad y prevenir recaídas futuras es fundamental tomar la medicación. Es muy importante que la persona tenga un tratamiento farmacológico adecuado, que posibilite que pueda desarrollar su vida diaria de la manera más normalizada posible sin la carga que muchos síntomas de su diagnóstico le suponen.
Las personas con enfermedad mental pueden tener largos períodos de estabilidad.
VERDADERO Teniendo una adecuada adherencia a la medicación, un entrenamiento adecuado en el manejo de los síntomas y en el afrontamiento de situaciones de estrés, pueden mantener largos períodos de estabilidad.
Las personas con enfermedad mental son muy dependientes.
FALSO Todo el mundo necesita ciertos apoyos a lo largo de su vida, especialmente si estamos luchando con una enfermedad grave. Esto no quiere decir que la persona no pueda desenvolverse de manera adecuada en distintos ámbitos de su vida, ámbito familiar, laboral… y mantener una participación activa en la sociedad.

 

CUIDA TU SALUD MENTAL: Nuestras recomendaciones

 

La mejor inversión… CUIDA TU SALUD MENTAL

  1. Duerme 7 u 8 horas diarias para evitar la pérdida de energía y la aparición de fatiga.
  2. Come limpio y variado para tener una dieta saludable y equilibrada.
  3. Practica una actividad deportiva varias veces a la semana o intenta pasear una hora al día.
  4. Sal y diviértete con tus amigos/as, familia, vecinos/as…, apoya y ayuda a otras personas.
  5. Controla tu consumo de alcohol, tabaco, café, fármacos…
  6. Manualidades, ir al cine, leer un libro, ir a un concierto… mantener aficiones te ayudará a desconectar.
  7. Echarte una siesta, ir a la peluquería, darte un capricho… es necesario dedicarte tiempo a ti mismo/a.
  8. Haz una lista con las tareas que vas a hacer y reconoce tus limitaciones. A veces la “sobrecarga” diaria se puede compartir con otras personas.
  9. Interpreta los obstáculos como desafíos a superar y como oportunidades para aprender nuevas formas de enfrentarte a los problemas.
  10. Insomnio, caída del cabello, tristeza, irritación, nerviosismo… aprende a detectar los síntomas del estrés e intenta aminorar sus efectos. Si no puedes controlarlo, solicita apoyo a un/a profesional.

 

Uso de cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar tu experiencia en esta web! Así podremos mejorar nuestros servicios y mostrarte publicidad relacionada con tus preferencias mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Si sigues navegando por esta web, consientes y aceptas estas cookies en tu ordenador, móvil o tablet. política de cookies, pinche el enlace para mayor información.