Noticias-Portada

El pasado 11 de mayo, 260 personas de sectores diversos, principalmente del movimiento asociativo de salud mental, asistieron a la webinar de presentación de la investigación Ocio y Salud Mental: Proyectando el futuro, que henos realizado en Avifes, gracias a la colaboración del Departamento de Políticas Sociales del Gobierno Vasco, y que ha contado con la participación de la Cátedra de Ocio y Discapacidad de la Universidad de Deusto.

Esta investigación, ha tenido como objetivo conocer qué quieren las personas con enfermedad mental en su tiempo de ocio, si las actividades que realizan les gustan o quieren otras cosas, con quien comparten quieren compartir su ocio, qué barreras encuentran en el acceso y la práctica de ocio, y conocer si desde las asociaciones estamos ofreciendo lo que realmente necesitan, para a partir de estos datos poder planificar el futuro en el ámbito del ocio.

Una investigación en la que se han involucrado 333 personas con enfermedad mental, 21 familiares y 10 profesionales y que nos ha permitido conseguir una amplia visión de la cuestión.

En la presentación, que corrió a cargo de Itziar Ceballos, Gerente de Avifes, junto con Graciela Rodríguez y Johanna Maluenda, dos de las profesionales de Avifes que han participado en el desarrollo de la investigación, pudimos contar con el apoyo de Marian Olabarrieta Directora de Servicios Sociales del Gobierno Vasco, y Asier Alustiza, Director General de Promoción de la Autonomía de la Diputación Foral de Bizkaia. También contamos con intervención de Aurora Madariaga Directora de la Cátedra de Ocio y Discapacidad de la Universidad de Deusto, quien argumento la importancia del ocio como derecho ineludible de toda s las personas, y realizó una aproximación metodológica tanto en relación el diseño de las diferentes herramientas utilizadas, como a las distintas fases del estudio.

De modo resumido, señalamos algunas de las conclusiones:

  • Factores tanto personales, como familiares y ambientales influyen en el acceso al ocio por parte de las personas con enfermedad mental.
  • La dificultades que presentan las personas con enfermedad mental para la planificación, les limita el acceso al ocio, especialmente a algunas actividades como visitas culturales, excursiones o viajes.
  • La necesidad de apoyos de mayor o menor intensidad no condicionan en la persona su disfrute del ocio.
  • Las posibilidad de elección en relación al ocio se ve limitada o condicionada por diferentes barreras (actitudinales, económicas…).
  • Las prácticas de ocio producen cambios en la persona con enfermedad mental, principalmente a nivel emocional, físico y en las relaciones interpersonales.

A partir estos datos y de la información contratada en los grupos focales , se establecen 12 líneas de actuación sobre las que fundamentar el futuro, por citar algunas de ellas:

  • Proveer de servicios especializados de apoyo al ocio de las personas
  • Promover la autogestión del tiempo de  ocio
  • Apoyarles más en aquellas otras actividades que requieren de mayor planificación y complejidad
  • Respuestas según edades
  • Atención al ocio digital
  • Generar espacios de relación